Hoy el mundo es distinto. Cada día ingresan en el mercado nuevos jugadores que disrumpen la forma tradicional de hacer negocios y que responden a nuevas necesidades de los consumidores. Para adaptarse y prosperar, los líderes no sólo deben reconvertir la relación de la empresa con sus clientes sino cambiar también la forma en que se relacionan con sus empleados: innovar en la gestión del capital humano.

Descúbrelo en el artículo de nuestra última Newsletter: