Hagamos un ejercicio. Pensemos en ‘talento’ tal y como lo entendemos en RRHH y formulemos mentalmente las primeras palabras con las que lo asociemos. Delante de nuestros ojos van a desfilar términos tan genéricos como competencia, habilidad, conocimiento… Hilando más fino, pensemos en el talento que precisa nuestra organización, también de manera muy general y sin entrar en necesidades muy específicas. Seguramente, a  los términos surgidos hasta ahora les van a acompañar adjetivos como internacional, multicultural, digital… Vamos a parar aquí. Vamos  a detenernos en este punto para reflexionar en torno a la siguiente idea: Talento digital, y alrededor de esta idea vamos a formularnos las siguientes preguntas: ¿cuál es el estado de las competencias digitales de los miembros de nuestra organización?, ¿es el adecuado?, ¿qué estamos haciendo para atraer y retener al mejor talento digital?, ¿sabemos realmente gestionarlo?
Inmersos en pleno auge de la economía digital y ya bien entrado el s.XXI, una necesidad que parece tan obvia y que se enmarca dentro de las grandes competencias básicas para la fuerza de trabajo de cualquier organización, independientemente del sector al que pertenezca, continúa planteando dificultades de gestión tanto en su búsqueda como en su retención.
Alfabetización digital
En sus predicciones para 2015, el famoso informe de Bersin by Deloitte (Predictions for 2015: Redesigning the Organization for a Rapidly Changing World) nos recuerda lo importante que es fomentar y trabajar sobre las competencias, en particular sobre las competencias técnicas y digitales ya que tienen efecto directo sobre el rendimiento global de la empresa y el éxito del negocio. De la misma manera que recuerda que la escasez de estas competencias en la fuerza de trabajo es un problema crítico que viene siendo señalado de manera recurrente en los estudios publicados en los últimos años.
El estudio llevado a cabo por Capgemini Consulting en colaboración con el MIT Center for Digital Business en 2013 y titulado The Digital Talent Gap: Developing Skills for Today’s Digital Organizations, en el que se analizan empresas de todo el mundo, refrenda la afirmación de Bersin y pone énfasis en la necesidad de solucionar un problema que ilustra con el siguiente dato: se estima que cerca de 4,4 millones de empleos se crearán en materia de Big Data en el año 2015, pero solo se cubrirán una tercera parte de ellos. Esta cifra es solo una muestra, la conclusión del estudio muestra otra aún más contundente: el 77% de las compañías considera que la falta de competencias digitales es el obstáculo principal para llevar a cabo su transformación digital.
Este problema de escasez se extiende a lo largo de toda la organización y no afecta únicamente a los departamentos tecnológicos o a aquellas empresas que se sitúan dentro del sector de las TIC. Pero, ¿dónde está el origen y cómo podemos solucionarlo?
Tal vez tengamos que preguntarnos cuál es el nivel de alfabetización tecnológica de la fuerza de trabajo actual. Para arrojar luz sobre ello, más datos, esta vez extraídos de los estudios llevados a cabo por la iniciativa de la Comisión Europea Digital Agenda For Europe el pasado año: el 47% de la población europea no posee las competencias digitales suficientes y el 23% no posee ninguna de ellas. Los datos respectivos a la fuerza de trabajo son más positivos, pero no por ello menos llamativos: el 39% de los trabajadores europeos no tienen las competencias digitales necesarias y el 14% no posee ninguna.
La hora de los RRHH
Llegados a este punto y a la luz que arrojan los datos parece evidente que el problema es mucho más profundo de lo que puede parecer a simple vista y que solventarlo requiere de medidas de gran calado que aborden el problema desde la base social.
¿Qué hacer entonces para guiar a nuestra empresa en el periplo digital que impone la realidad en la que vivimos? Mientras los gobiernos y agentes sociales trabajan en el ámbito que les corresponde, desde los RRHH hagamos lo propio en la medida de nuestras posibilidades, que no son pocas.
El estudio de Capgemini Consulting ha identificado una serie fallos en las prácticas de desarrollo de competencias digitales llevadas a cabo por las empresas entre las que destaca la falta de inversión. Pero, la mayor parte de estos fallos están directamente vinculados con el departamento de RRHH, que no suele estar activamente involucrado en el desarrollo de estas competencias y focalizan sus esfuerzos en impulsar las competencias tradicionales. Además,  los procesos de selección se realizan todavía, en gran medida, de manera tradicional y los planes de formación  no están en sintonía con las necesidades digitales de la organización.
Una vez entonado el mea culpa, busquemos soluciones. Es evidente que no solo depende de RRHH, pero desde el departamento puede nacer la iniciativa y liderar este cambio. ¿Cómo? Creando una hora de ruta en colaboración con todas las áreas de la organización, desde Marketing a I+D, para emprender el primer paso en la transformación digital de la organización: crear un potente equipo con el mejor talento digital.
Avanzando un paso más, y con la figura del Director de RRHH en mente, propongámonos que éste sea uno de los principales agentes del cambio. Hace poco tuve la oportunidad de escuchar a Alberto Díaz, Socio fundador de Digital Migration Partners, en una charla impartida en INESDI (Digital Business School) titulada ‘La necesidad de la Transformación Digital del Talento’. En ella, Díaz señalaba los retos a los que se enfrenta un director de RRHH en el caso de emprender este camino. Me parece más que oportuno compartirlas en este artículo como ejemplo de hoja de ruta:

  1. Auditar el estatus del talento digital
  2. Auditar el estatus de la organización/cultura digital
  3. Acompañar al CEO en el viaje
  4. Habilitar y proteger al líder del cambio
  5. Implantar los procesos
  6. Detectar resistencias al cambio
  7. Compaginar el mundo industrial y digital
  8. Redefinir la misión y los valores de la empresa
  9. Acomodar la forma de trabajar (organigrama, procesos)
  10. Añadir velocidad y agilidad a la cultura corporativa

Después de este breve análisis y sacando conclusiones de estos datos y ejemplos,  ¿te atreves a liderar la búsqueda del Talento Digital en tu organización?
Artículo por Irene Giménez Lozano.