La feroz competitividad de los mercados, ha provocado que la personalización y el conocimiento profundo de los consumidores “Customer Centricity”, resulte primordial para la diferenciación de las compañías, y en consecuencia, para el cumplimiento de sus objetivos de negocio. Las empresas necesitan generar productos y servicios innovadores, que consigan cubrir las necesidades y expectativas de unos clientes que demandan experiencias y sensaciones “Customer Experience”, más allá de las características básicas que ofrece un producto.  Como consecuencia, en este nuevo entorno digital, las Organizaciones se han dado cuenta de que sus empleados son una pieza clave y central para conseguir adaptarse a los requerimientos de unos clientes plenamente informados, muy exigentes y con gran capacidad de influir en el desarrollo de sus negocios, surgiendo de este modo el concepto de “Employee Centricity” que sitúa al empleado en el centro de sus estrategias.

“Experiencia del empleado, próximo desafío para los RRHH”

Según el último informe “Global Human Capital Trends” elaborado por la consultora Deloitte, la experiencia del empleado se configura como una de las principales prioridades para los RRHH durante los próximos meses. Sin embargo, mientras cerca del 80% de los encuestados la consideran como un aspecto clave a tener en cuenta, tan sólo un 22% manifiesta haber alcanzado la excelencia en este aspecto. Así mismo, el 59% de los encuestados manifiestan no estar preparados o solo de manera parcial para abordar este desafío. No cabe duda, por tanto, que uno de los retos más importantes para los profesionales de Recursos Humanos durante los próximos meses, será la capacidad de incorporar y alinear todas estas estrategias “Centric” orientadas al conocimiento exhaustivo de los consumidores, a sus políticas de talento. La combinación de ambas estrategias de actuación “Cliente&Empleado” generará un engranaje perfecto e indispensable hoy en día para el buen funcionamiento del negocio.

 “Escucha, conoce y personaliza: el nuevo mantra para los RRHH”

Una vez definido este nuevo enfoque de las organizaciones respecto a la necesidad de conocer a todos y cada uno de sus empleados para poder personalizar sus planes de acción y así mejorar sus experiencias laborales, resulta muy interesante observar cómo Recursos Humanos está incorporando nuevas metodologías de trabajo recogidas de otras disciplinas.

El uso del “Design Thinking”, un método para la resolución de problemas y diseño de productos innovadores, que aplicado a los RRHH ofrece un enorme potencial para mejorar la productividad y la satisfacción de los empleados. El “InBound Talent” un concepto incorporado del marketing que persigue “enamorar” al empleado mediante la generación de propuestas de valor que cubran sus necesidades y expectativas, o los mapas de experiencia del colaborador “Employee Journey Map”, mediante los cuales se definen las diferentes etapas clave del viaje de los candidatos, colaboradores y ex colaboradores de una empresa, para convertirlos en una gran experiencia, son algunas de las prácticas que están permitiendo al departamento de Recursos Humanos conocer detalladamente a sus empleados para personalizar sus políticas de talento y planes de acción.

Además, el uso de herramientas tecnológicas innovadoras que permitan analizar, segmentar y personalizar los planes de talento para cada empleado en función a sus necesidades, están contribuyendo a que las compañías puedan mejorar la experiencia laboral de sus plantillas, incrementando de esta forma su eficiencia y productividad.

Y una vez analizados todos estos conceptos, ¿te interesaría conocer cuál es el enfoque de importantes compañías sobre la importancia que ha cobrado este nuevo concepto? ¡Te invitamos a leer nuestro próximo post “Employee Centricity: consejos y próximos retos a tener en cuenta para 2018”!

Si te interesó el tema, accede a nuestra guía sobre “Employee Centricity”