Por Equipo Editorial Meta4 Latam,
Es frecuente escuchar en las organizaciones cómo los recursos están sobrecargados de tareas, proyectos, reuniones, actividades nuevas que surgen, prisas. No contar con el tiempo adecuado para desarrollar el trabajo, tener sobre carga laboral o bien no estar correctamente capacitado para resolver determinada tarea puede derivar en ambientes de estrés que afectan notoriamente en el desempeño laboral tanto de empleados como de gerentes, y que en el mediano plazo acaba afectando en la productividad de las compañías.
Sin duda, resulta inevitable pensar que todo funcionaría mejor si existiera una adecuada distribución de los tiempos y tareas a cumplir. Conocer mejor el trabajo de los empleados, cuánto tiempo le dedican a realizar sus tareas, las horas extras y ausencias registradas e inclusive, disponer del ROI de su desempeño laboral permitirá a las compañías conocer el tiempo real trabajado, siendo  la base para comenzar a mejorar su productividad. Con esa información planteada correctamente, un profesional de RR.HH. podrá por tanto llevar a cabo una comparativa entre tiempos reales vs. teóricos para comenzar a planificar, organizar y administrar los tiempos de trabajo de su plantilla forma más eficiente. De esta manera, se podrá por ejemplo comparar el tiempo real y el tiempo teórico de trabajo de un empleado y reflejarla en su retribución.
La gestión del tiempo será por tanto un factor determinante para poder mejorar la productividad de los empleados y, cumplir en consecuencia con los objetivos de la compañía.
Desde Recursos Humanos se debe alentar a que empleados y managers trabajen para mejorar la planificación de sus tareas y para calendarizar y priorizar sus actividades, haciendo hincapié en que una correcta gestión del tiempo traerá consigo una serie de ventajas para las organizaciones como el aumento en los niveles de energía y concentración de los profesionales   , una disminución de los ambientes de estrés y además contribuirá a cumplir con las entregas de forma efectiva entre otras cuestiones.
Y para conseguirlo será fundamental contar con el soporte de herramientas tecnológicas que permitan a las organizaciones disponer de información ordenada y en tiempo real de sus empleados para llevar a cabo una correcta planificación y gestión de sus tiempos de trabajo incluyendo la gestión de las posibles incidencias que acontezcan en un cierto periodo de tiempo. Una solución tecnológica que posibilite a la compañía administrar los perfiles de los empleados, sus funciones y los objetivos a cumplir, será fundamental para que la misma se torne más eficiente y productiva.