El auténtico viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener una mirada nueva.
Marcel Proust

Ha llegado el momento de iniciar una revolución con el Inbound Talent. En la actualidad, gracias a las tecnologías digitales y a la omnipresencia de Internet, que gobierna nuestras vidas, tenemos acceso a muchísima información. ¿Qué podemos hacer los candidatos, los empleados o los profesionales de RRHH para obtener lo que queremos de los demás?

Como escribió Marcel Proust, «El auténtico viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener una mirada nueva». En el mundo digital existen nuevos empleos y carreras profesionales, pero el entorno laboral real no ha cambiado para nadie, ya que los procesos de Recursos Humanos siguen siendo esencialmente los mimos. Los únicos cambios drásticos proceden de la intensificación de la competencia y la transparencia. Por lo tanto, los procesos de RRHH tienen que aplicar una mirada diferente y perspectivas innovadoras para encontrar nuevas opciones, nuevos modos de influir en las personas, de atraerlas para que quieran trabajar en una Organización  o para que continúen haciéndolo. Para que hablen bien de ella ante otras personas, por iniciativa propia. Y aquí es donde aparece el novedoso concepto del “Inbound Talent”.

El Inbound Talent tiene como objetivo atraer a los mejores profesionales y una vez pasan a formar parte de la organización, conseguir motivarles, mediante acciones que les aporten valor, en cada una de las etapas de su relación con la empresa. Porque se trata de un viaje que todos los candidatos y empleados realizan con la organización. Para lograrlo, el Inbound Talent implica a los usuarios de forma activa, con independencia de su posición o de su relación con la empresa (dentro o incluso fuera de la ella), para que participen voluntariamente en los procesos de RRHH. El Inbound Talent se centra sobre todo en aprovechar técnicas de marketing aplicadas a la gestión de los empleados, para atraerlos y “enamorarlos” de forma natural y no intrusiva.

New Call-to-actionCon el Inbound Talent los candidatos son atraídos por la organización a través de los distintos canales de branding de las compañías, por ejemplo, blogs, motores de búsqueda, redes sociales y procesos de RRHH diseñados pensando en ellos. Los candidatos en potencia y futuros empleados, adquieren confianza en la reputación de las empresas con el objetivo final de convertirse en embajadores de marca.

5 Principios del Inbound Talent

  1. El Inbound Talent se centra en la persona y en sus necesidades, aunque estas cambien

Hay un énfasis absoluto en el individuo, más concretamente en lo que se denomina «Persona», el candidato o el empleado ideales que hay que atraer o conservar. Todo lo que tiene que ver con la persona es importante, especialmente sus necesidades y sus preocupaciones en cualquier momento (ambas se modifican con el tiempo).

  1. El Inbound Talent crea valor por medio de un itinerario individual diseñado para conservar a las personas

Las acciones de RRHH basadas en estas necesidades y preocupaciones aportan valor a la persona a través de unos incentivos y unas opciones de desarrollo adecuadas que la acompañan en todo su viaje dentro y fuera de la empresa y que evolucionan a medida que se modifican las situaciones y las necesidades. De este modo la empresa se auto promociona como un lugar ideal para el desarrollo de una carrera profesional, y tiene más éxito a la hora de conservar a sus empleados más valiosos.

  1. El Inbound Talent personaliza sus acciones

El siguiente principio dirige el proceso de Inbound Talent hacia la personalización de los RRHH y de las acciones de desarrollo que se adaptan mejor a las diferencias personales en los distintos momentos de cada individuo. De este modo, la empresa se auto promociona y demuestra que le importan todas y cada una de las personas.

  1. Los procesos y las tareas del Inbound Talent se automatizan

Los procedimientos automatizados garantizan que los procesos, las acciones y los mensajes correctos llegan a cada persona en el momento adecuado. En este punto adquiere una gran importancia el uso de una tecnología innovadora de RRHH de apoyo.

  1. El Inbound Talent analiza sus acciones en un proceso de mejora continua

No es necesario decir que todas los procesos innovadores que se apliquen en el Inbound Talent, deben tener en cuenta los cambios constantes que se producen en las personas, en los mercados y en los procesos: las herramientas de análisis, por tanto, resultan esenciales.

Las cuatro fases del viaje del Inbound Talent

El objetivo final del Inbound Talent es atraer a personas con talento, que se sientan orgullosas de la empresa a la que pertenecen o han pertenecido. Se trata de convencer a los candidatos y de transformarlos en embajadores de marca. El proceso es similar  al utilizado por el marketing para atraer a sus clientes, pero adaptado al itinerario del talento.

Resulta imprescindible estructurar el Inbound Talent en fases que describan el itinerario de los candidatos en la empresa. El uso de una tecnología de RRHH adecuada permite crear estas fases y construir el canal que permitirá convertir a los candidatos en embajadores de marca.

  1. Atraer: captar a los candidatos, despertar su interés, reclutarlos. Se trata de una etapa esencial: si no hay candidatos, el resto del proceso no puede tener lugar.
  2. Convertir: lograr que los candidatos se unan al equipo y se conviertan en empleados productivos. No basta con contratarlos, es imprescindible suministrarles todo lo necesario para facilitarles su actividad profesional en un entorno laboral agradable.
  3. Desarrollar y Fidelizar: para retener a los empleados es necesario mantener su motivación y sus estímulos laborales atendiendo sus necesidades personales y profesionales.
  4. Enamorar: conseguir que los empleados nos adoren y que se conviertan en embajadores de marca, incluso en el caso de que cambien de empresa.

 

Descubre las fases para el éxito del Inbound Talent en tu empresa
 

El Inbound Talent funciona

Acaba de terminar la Navidad, así que vamos a ver a través de un ejemplo los principios del Inbound Talent utilizando un famoso cuento de Charles Dickens, «Canción de Navidad», una historia maravillosa que nunca nos cansamos de escuchar. La conciencia del Inbound Talent aparece reflejada en el fantasma de Marley, que intenta convencer a Ebenezer Scrooge sobre el valor de la Navidad y de la alegría que trae, tanto para él como para muchas otras personas. El Espíritu de la Navidad quiere que Scrooge se una a su equipo y que colabore en la creación de la alegría festiva. Marley es el encargado de atraer a Scrooge en distintos momentos, las Navidades Pasadas, las Navidades Presentes y las Navidades Futuras. Lo hace de forma personal, a través de un viaje que hace que el propio Scrooge perciba todo su potencial. Podría decirse que el fantasma de Marley utiliza tácticas de Inbound Talent para lograr que Scrooge lo acompañe y visite distintos momentos con él. Se trata de un itinerario con una meticulosa puesta en escena que le muestra cómo estos periodos afectan a su vida de una forma muy personal. No hay duda de que los fantasmas de las Navidades Pasadas, de las Navidades Presentes y de las Navidades Futuras contribuyen al desarrollo de Scrooge, haciéndolo más compasivo, hasta el más mínimo detalle, hasta el nivel personal más profundo. ¡Scrooge recorre el itinerario (el canal) y se convierte en uno de los mejores embajadores del Espíritu de la Navidad!

Si quieres obtener más información, no te pierdas nuestro paper sobre Inbound Talent o permanece atento a nuestras nuevas entradas del blog, que desarrollarán las distintas fases de este viaje.