1.Si quieres que te vaya mejor en el trabajo (y en la vida), ten un ‘currículum B’, por Pilar Jericó en su web http://www.pilarjerico.com/

Los casos anteriores son ejemplos de lo que denomino el currículum B, aquel que no aparece en los currículums tradicionales, pero que nos ayuda a mejorar nuestro autoconocimiento. Saber qué sentimos, o qué les ocurre a las personas que nos rodean, nos aporta valiosas herramientas para manejarnos en la vida. Puede ser a través de cursos de crecimiento personal, de escribir poesía o hacer teatro; o sencillamente, de navegar para conectarse con uno mismo y descubrir los propios límites. En definitiva, aquella actividad que nos ayude a la autorreflexión desde un punto de vista crítico y constructivo.

2. Comunicación y Recursos Humanos: motor de la confianza, por Andrés Macario en su blog https://andresmacario.com/

Las empresas cada vez están más expuestas a las demandas de la sociedad, que demanda a las corporaciones ser “más humanas” y tener valores bien definidos. Para lograrlo, las organizaciones necesitan crear relaciones beneficiosas entre todos sus stakeholders o grupos de interés. Si las aspiraciones de la empresa están alineadas con las de los consumidores y las de los empleados -es decir, si todos comparten unos objetivos claros y una misma dirección– todos ganamos. Existen dos áreas estratégicas que deben convertirse en pilares del nuevo modelo operativo: Recursos Humanos y Comunicación. La colaboración entre estos dos departamentos es clave para crear empresas con climas transparentes y colaborativos.

3. ¿Cómo conseguir una cultura ágil?, por Teresa Niubó en su web http://teresaniubo.com/

La metodología “agile” empezó en los entornos de desarrollo de software, y últimamente se está extendiendo a un amplio abanico de industrias y funciones. Los entornos de negocio son complejos y volátiles. Los cambios rápidos en la competencia, la tecnología, las nuevas regulaciones, etc… han provocado más que nunca la necesidad de que las organizaciones puedan responder y adaptarse rápidamente. “Agile” significa ser capaz de adaptarse al cambio. La idea es reducir la complejidad y focalizarse en crear productos y servicios que satisfagan las necesidades de los clientes.

4. Enamorar al #Talento: La importancia de los #Embajadores de #Marca | #RRHH, por David Guzmán en su web https://www.david-guzman.com/

Tu mejor prescriptor es aquel colaborador que se siente convencido de que tu empresa es la mejor para trabajar. Aunque el programa de referencia en sí mismo no tiene ningún secreto, más allá de si pagas o no cada nueva incorporación, con qué posiciones lo haces y cómo vas a darle la publicidad que necesita. Lo importante realmente es qué haces cada día en tu organización para que tus colaboradores te recomienden.

5. La invasión de los chatbots, por Santi Garcia en su web http://www.santigarcia.net/

Los chatbots son programas informáticos que simulan una conversación mediante lenguaje natural, como si hablásemos con una persona. Estas conversaciones típicamente son vía texto (a través de soluciones de mensajería instantánea o directamente en un sitio web), o vía voz (a través de teléfono o asistentes personales virtuales tipo Alexa). Otra característica de estos programas es que, gracias a la utilización de tecnologías de inteligencia artificial, aprenden de cada interacción con sus usuarios, volviéndose con el tiempo más ágiles y eficaces.

6. Employer Branding: La estrategia del Candidato, por Ximo Salas en su web http://ximosalas.com/

Si pensamos en desarrollar una estrategia de marca de empleador en nuestra empresa y no queremos fracasar, iniciemos el camino preguntando a los empleados si están preparados para ello, pensemos si la empresa en su conjunto será capaz de interiorizar ese cambio. No consiste en consumir un término más para estar a la última. En definitiva, estamos aplicando conceptos de marketing en el ámbito de la gestión de las personas, lo que no tiene nada de descabellado en estos tiempos. Piensa por un momento que esos mismos empleados o candidatos son clientes o como mínimo potenciales opinantes de la marca.

7. Cómo aprovechar en mi empresa el Blockchain, el Big Data, la AI y la Ciberseguridad, por Joana Sánchez en la web http://www.mujeresconsejeras.com/

Desde nuestro punto de vista, el 2018 no puede finalizar sin que incorporemos en nuestro desarrollo profesional las innovaciones más disruptivas que van a ser clave en 2019. Internet evoluciona hacia una nueva súper sociedad (con robots o sistemas, coches y drones autónomos…), que aunque parezca ciencia ficción no tardará en llegar. Comprender las principales características de las innovaciones clave, así como sus impactos más relevantes, debe ser un eje clave de nuestra formación como líderes y profesionales del siglo XXI.