Newsletter Glocalthinking

Subscribe to Email Updates

Featured Post

Recent Posts

Covid-19 pone a prueba el lugar que ocupan las personas en la compañía

En los últimos años las empresas han puesto más atención en los colaboradores; se interesan en su salud física y emocional, implementan salas de lactancia, juegos, relajación y horarios flexibles, pero la llegada del Coronavirus ha puesto a prueba el lugar que ocupan las personas en la compañía.

Ya no es cuestión de colocar salas en la empresa, sino realmente interesarse en el colaborador, pues al trabajar a distancia la cercanía con el trabajador necesita intensificarse.

Sin importar el tamaño de la empresa, la nacionalidad o en qué nivel de la pandemia se encuentre tu ciudad, mantener a los colaboradores informados sobre lo que pasa con la compañía y dales seguridad sobre su trabajo.

También se requiere ser sinceros y si la empresa está pasando por un mal momento es importante comunicarlo, hacerles saber cuáles son las posibles acciones a tomar. No se trata de causar pánico, solo de poner los pies sobre la tierra. 

En esta época la comunicación debe ser transparente, concisa y frecuente, ello hará que el trabajador se sienta en confianza, tomado en cuenta y se fidelice.

Home office

Es cierto que el home office se ha intensificado y que la tecnología permite hacer el trabajo más ameno, mantener métricas y trabajar en cualquier horario, pero no hay que dejar de lado el sentido humano. No todos están hechos para trabajar en casa.

Aunque el home office es una dinámica que suele disfrutarse y antes de la pandemia había mostrado altos índices de productividad, la situación es diferente, ahora estamos obligados a trabajar desde casa y no es una decisión propia.

Antes, quienes decidían hacerlo destinaban un espacio de trabajo privado y aislado del ruido, ahora muchos no tienen esa posibilidad y habilitan el comedor o la recamara para trabajar. A esto se suma que los hijos y la pareja están en casa y la dinámica puede volverse compleja.

Sí, es imposible ir con cada empleado y conocer su situación, saber qué es lo que les hace falta para sentirse bien, pero es importante que sepan que la empresa hace todo lo que está en sus manos para que estén en confort, para que realicen su trabajo de la mejor forma.

Puedes empezar por que cada líder le pregunte a los miembros de su área y ellos a sus más cercanos sobre las principales dificultades a las que enfrentan, así se podrá formar una cadena y conocer los problemas para comenzar a implementar acciones, te aseguro que más de un problema coincidirán.

También puedes buscar feedback con los colaboradores, para ello acércate con el área de Recursos Humanos y apoyarte en sistemas para hacer video conferencias. Puedes realizar una por semana para planificar la agenda y conocer resultados.

Horarios flexibles

Para que el trabajo a distancia sea más amenos define metas y horarios flexibles, recuerda, estando en casa tenemos más tiempo, pero también más actividades y no siempre todos se pueden conectar a la misma hora para una video llama, pregunta que horario es el mejor y no impongas una hora.

A fin de que todos trabajen en armonía establecer fechas de entrega de proyectos y en el día a día determinar cuál será el horario de trabajo o los horarios en los cuales se requiere estar más atentos, para que así, los colaboradores pueden tener tiempo libre.

Reconoce el trabajo

También reconoce a los colaboradores, no porque estén lejos significa que no hagas público cuando alguien hizo un logro. Hazles saber que estás al pendiente de sus labores y que todo lo que hacen ayuda a que la empresa continúe en pie, que son clave para la compañía.

En este sentido puedes intensificar los planes de carrera. Es verdad que la crisis económica va a afectar al negocio y se tuvieron que hacer recorte de presupuesto, pero hay plataformas gratuitas o de bajo costo que puedes promover para que obtengan nuevas habilidades.

Está comprobado que aquellas empresas que invierten en su capital humano en tiempo de crisis crean empleados fidelizados y después de la tormenta los resultados serán los mejores.

Estos cursos pueden no solo ser de habilidades, sino de relajación y meditación. Recuerda, todos estamos pasando por estrés, no sabemos cuánto tiempo pasará para que regresemos a la normalidad.

Acciones para mantener un trabajo remoto comprometido:

  • Preparación: evalúa el impacto de las acciones, prioriza proyectos y tareas en equipo y realiza sesiones de equipo.
  • Estructura: establece una estructura, organiza reuniones de retroalimentación y realiza check- in con el equipo.
  • Seguridad y bienestar: fomenta el tiempo libe, la salud y el bienestar de los colaboradores.
  • Productividad y experimentación: asigna roles en el equipo, permite experimentar y reconocer a aquellos que se atreven.

Elizabeth Meza Rodríguez

Elizabeth Meza Rodríguez es editora de El Empresario y Management, secciones de emprendimiento, pymes y capital humano de El Economista y colabora para Factor Capital Humano. Es licenciada en Comunicación por la UNAM y asistió al diplomado de actualización periodística impartido por el Tecnológico de Monterrey y al seminario de actualización periodística en salud de la Universidad Panamericana. Su pasión por la salud, la innovación y la economía se ven reflejados en temas de recursos humanos, responsabilidad social y emprendimiento. Colabora, junto con 20 medios económicos, en Solutions&Co, publicación que difunde textos de innovaciones y empresas a nivel mundial con el objetivo de ayudar al cuidado del medio ambiente. Fue finalista de VII Premio de Periodismo Iberoamericano (2017) realizado por IE Business School y Softland.

Tus comentarios:

BUSCAR EN EL BLOG