Newsletter Glocalthinking

Subscribe to Email Updates

Featured Post

Recent Posts

Humanos vs. Máquinas: Siete mitos (y realidades)

Orlando-robots

¿Es posible que un robot nos pueda quitar el trabajo? Esta pregunta ha venido rondando en la cabeza de todos nosotros una y otra vez, desde el momento mismo en que las máquinas comenzaron a tener ‘inteligencia’. En los últimos años, este fenómeno se ha vuelto más inquietante debido a nuevos desarrollos en automatización, inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas.

Si usted es terapeuta físico, supervisor de mecánica automotriz, periodista o fotógrafo, no tiene por qué preocuparse; pero si es conductor de taxi, contador o agente de carga, es hora de que piense en cambiar de oficio. Esta es la conclusión a la que llegaron los creadores de Will robots take my job? (¿Pueden los robots robar mi empleo?), un sitio que permite saber si un trabajo está en peligro de extinción a causa de las máquinas y la transformación digital.

Creado a partir de un clasificador de procesos gaussianos, este sitio permite estimar la probabilidad de informatización de 702 empleos y ocupaciones. Allí aparece que los agentes de créditos bancarios, carpinteros y mecánicos tienen una alta probabilidad de que su profesión sea automatizada (97%, 92% y 88% respectivamente), mientras los auditores financieros (17%), interventores de obras civiles (17%), detectives privados (31%) y ortodoncistas (2%) tienen un riesgo de automatización menor.

Más allá de la posible pérdida de empleos, hay varios mitos y realidades entorno al uso de la robótica en actividades que hasta hace poco tiempo eran realizadas por humanos. Veamos:

MITO: LOS ROBOTS REEMPLAZARÁN A LOS HUMANOS COMO FUERZA LABORAL

REALIDAD. Este es, de lejos, el mito más difundido. “Si bien las bajas de empleos son inevitables”, dice un informe de McKinsey, “Se estima que menos del 5% de todos los oficios se pueden automatizar completamente con base en las tecnologías disponibles en la actualidad”.

“Los trabajadores deberían ver a los robots como los artesanos expertos ven a sus herramientas de precisión: mejorar el desempeño y crear una mayor satisfacción laboral”, opina Shahin Farshchi, socio de Lux Capital, una firma inversora en capital de riesgo para iniciativas en robótica. En este sentido, la robótica debe verse no solo como un medio para mejorar le eficiencia de las operaciones, sino también para mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Aunque es claro que los factores humanos incluidos en una actividad laboral inciden en la automatización del trabajo, también es cierto que las labores altamente repetitivas –e incluso mecánicas- son ideales para los robots. Además de mayor eficiencia y velocidad, la automatización genera menor riesgo de accidentes, mayor control y autonomía y –sobre todo-, menos costos a las organizaciones.

La robotización es todo lo contario a la pérdida de empleo. Solo el 10 por ciento de los trabajos son completamente automatizables, y con los robots colaborativos (cobots), la producción aumenta un 50%, sin pérdidas de empleos, revela un informe de Universal Robots, que además vaticina que entre 2017 y 2020 los robots crearán más de 2 millones de trabajos en todo el mundo.

MITO: TODOS LOS PUESTOS DE TRABAJO SON SUSCEPTIBLES DE AUTOMATIZARSE

REALIDAD. No todos los puestos de trabajo se pueden automatizar. Sin embargo, es más posible que la automatización se ocupe de ‘actividades físicas predecibles’. Por ejemplo, los técnicos de torno, soldadores de una línea de ensamblaje, cocineros o empacadores (todas englobadas en la categoría de actividades físicas predecibles) tienen un 78% de posibilidades de automatización, dice McKinsey. Por el contrario, trabajos en construcción, reforestación de bosques o crianza de animales al aire libre solo se verán afectados en un 25%.

MITO: LA ROBÓTICA ES PARA OPERACIONES COMPLEJAS A GRAN ESCALA

REALIDAD. Cuando las personas piensan en robots, le llegan a la mente imágenes de grandes líneas de ensamblaje y complejos procesos automatizados. Sin embargo, la realidad es otra ya que los robots ahora vienen en forma de algoritmos gracias a la Automatización de Procesos Robóticos (RPA), un software capaz de programar fácilmente tareas básicas y rutinarias mediante procesos basados en reglas.

“Con un algoritmo de RPA se le puede enseñar a un robot a realizar un flujo de trabajo para –por ejemplo-, tomar una factura, escanearla, registrarla como recibida, verificar que esté completa, archivarla en un repositorio y actualizar al área encargada para su trámite posterior”, asegura Jaime Yory, Senior Managing Partner y cofundador de SDW – Automation Anywhere.

RPA también se utiliza en procesos repetitivos o potencialmente agotadores para los trabajadores tales como levantar, apilar, trasladar, pegar, atornillar, embalar, dispensar y hasta soldar y pintar.

MITO: LOS ROBOTS SON MÁS INTELIGENTES QUE LOS HUMANOS

REALIDAD. A pesar de que la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas (machine learning) hacen creer que los robots están dotados de una inteligencia superior, lo cierto es que ellos aún no tienen la capacidad de aprender de la experiencia y responder a situaciones desconocidas. Así las cosas, por más velocidad de procesamiento y aprendizaje automático que un robot posea, este no logra superar factores intrínsecos al cerebro humano.

MITO: LOS ROBOTS HARÁN BAJAR LOS SALARIOS

REALIDAD. Aunque los robots reducen las horas de trabajo de los empleados menos calificados, no sucede lo mismo con las horas totales que trabajan esos empleados. Me explico: la robótica puede reducir los salarios de trabajadores menos calificados, pero al mismo tiempo puede liberarlos de hacer trabajos más calificados. Para evitar esto, las empresas deben invertir en programas de capacitación para aquellos trabajadores que pueden ser reemplazados por la automatización.

MITO: LOS ROBOTS SON COSTOSOS

REALIDAD. Hay algo de verdad en este enunciado. Es cierto que los robots pueden ser costosos, pero no aplica para todos los tipos, especialmente para aquellos basados en Automatización de Procesos Robóticos (RPA), donde su proceso de desarrollo incorpora algoritmos que reducen significativamente los costos.

Además, hay que tener en cuenta que los robots domésticos –en la forma de una aspiradora, un cortador de césped o un limpiador de piscina-, hacen cada vez más parte de nuestra vida cotidiana. Ese nivel de ‘consumo’ al que ha llegado la robótica la hace asequible para automatizar tareas del hogar moderno en procura de obtener mayor control, seguridad y confort.

MITO: UNA VEZ EN FUNCIONAMIENTO, LOS ROBOTS NO TOMAN DESCANSO

REALIDAD. Como cualquier otra pieza de hardware o maquinaria, los robots requieren de mantenimiento regular. Bien sea para aceitar sus partes móviles o para cambiar los fluidos internos, las máquinas automáticas requieren ciertos tiempos de inactividad. Así como la fuerza laboral humana requiere de una administración, así mismo la fuerza laboral robótica requiere de un órgano de control y supervisión que vele por su correcto funcionamiento.

Cada vez más, la robótica está presente en nuestras vidas. Y aunque existen riesgos latentes relacionados con el desplazamiento del trabajo, la seguridad y la privacidad, son más los beneficios que los daños.

Aunque la inteligencia artificial es capaz de realizar casi todas las funciones inherentes a un trabajo, no significa que posea las cualidades y formas de actuar de la naturaleza humana.

Sea cual fuere el futuro en compañía de los robots, ninguna máquina logrará reemplazar la destreza, el pensamiento crítico, la toma de decisiones y –sobre todo-, la creatividad humana.

Orlando Gómez

Orlando es Ingeniero de Sistemas egresado de la Universidad Piloto de Colombia y tiene especializaciones en Docencia Universitaria y en Gestión Ambiental. Su carrera profesional se ha desarrollado en el área de Marketing Digital e Inbound Marketing aplicando sus conocimientos a proveedores mundiales de tecnología de la información, consumo y telecomunicaciones. En la actualidad es editor de la revista IT Manager, colaborador editorial de LatinPyme y blogger de Portafolio.co. Ha sido reportero y editor de numerosos medios internacionales como: ComputerWorld, Gerente, El Espectador, PC World, Cablenoticias, El Tiempo, Cromos, Univalle FM Estéreo y América Economía.

Tus comentarios:

Categorías

see all