Newsletter Glocalthinking

Subscribe to Email Updates

Featured Post

Recent Posts

La robótica del siglo XXI y su impacto en la Gestión de los Recursos Humanos

cara_robot

Siempre he soñado con tener una de estas varitas que me siga a todas partes y realice todas esas tareas tediosas, repetitivas y que no aportan valor a mi vida.

Pero a pesar de que la evolución tecnológica ha recorrido un largo camino hasta llegar a dónde estamos hoy en día, ni los coches navegan entre los edificios de las ciudades, ni hemos sido capaces de teletransportanos al futuro (como algunos de nosotros creíamos después de haber visto la película "Regreso al futuro").

Curiosamente, parece que el futuro va por otras líneas diferentes a las que nos imaginábamos; por otros caminos y puertas que la robótica y la digitalización están abriendo, y que tal vez nunca nos habríamos planteado.

En este artículo me gustaría hacer hincapié en el impacto que la robótica tendrá en la gestión de los RRHH. Partamos de dos definiciones básicas de la palabra "robot":

Definición 1:
"Dispositivo multifuncional reprogramable diseñado para manipular y/o transportar material a través de movimientos programados para la realización de tareas variadas." (Robot Institute of America, 1979).

Definición2:
"Máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas. (RAE)

En la primera se define la figura del robot como un elemento que nos va a ayudar a realizar nuestro trabajo; y la segunda va más allá, observando un matiz en el que la tarea puede pasar a ser desempeñada exclusivamente por una máquina, sin la intervención de una persona: "capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas".

En este punto es en el que suele surgir el debate de si la robótica va a eliminar puestos de trabajo. No hay que negar que esto pueda ocurrir para determinadas funciones, pero la historia ha demostrado que la creación de nuevos avances tecnológicos también crea en la misma medida nuevos puestos de trabajo. Otras líneas de reflexión podrían encauzarse en torno a la "La sorprendente crisis laboral" que prevee Rainer Strack (Senior Partner and Managing Director at the Boston Consulting Group)  en la que asegura que: "En 2030 estaremos sumergidos en una crisis laboral global, con una escasez de fuerza laboral  a nivel mundial y unos enormes desajustes competenciales"».

Pero por el momento en este artículo no vamos a entrar en la predicción de ese futuro inmediato de la fuerza laboral, sino a observar qué es lo que está ocurriendo en estos momentos con los cambios digitales y la robótica. Veamos aquí algunos ejemplos de robótica en el entorno laboral:

1. En esta imagen un robot transporta las bandejas de comida por los pasillos del Southmead Hospital en Bristol.

Fuente Western Daily Press: Robots ayudando a repartir la comida en el Southmed Hospital en Bristol.

 

2. Nao, un robot humanoide programable y autónomo, desarrollado por Aldebaran Robotics, una compañía de robótica francesa con sede en París. La Edición Académica de Nao fue desarrollada para las universidades y laboratorios con fines de investigación y educación.

Robot Nao, fuente wikipedia

 

3. En los almacenes de Amazon habitan los robots Kiva que acercan las estanterías a los operarios para agilizar los procesos de logística.

Fuente Bidness ETC: Robot Kiva trabajando en Amazon.

 

4. En Japón abrirán este año en un parque temático, un hotel que será parcialmente atendido por androides que trabajarán como asistentes de recepción: camareros robot, personal de limpieza y un asistente de guardarropa.

Fuente Live Science: Staff del Henna-na hotel (Nagasaki, Japón). Androide Geminoid F, construido por la Universidad de Osaka y ATR.

 

Con estos ejemplos,  ¿os podéis imaginar volver al pasado y hablar con una operaria de telefonía moviendo clavijas para pasaros con otro número de teléfono?, ¿recurrir a un mapa en papel para llegar a un sitio? o ¿reservar una estantería entera para un montón de cd's o cassetes?

El desarrollo de la robótica en algunas empresas es tan grande, que en el  presente-futuro estos robots ya van teniendo unos niveles de inteligencia (IA) tal, que ya no sólo forman parte de la cadena productiva, sino que son parte del equipo de trabajo.

Por ello, ya se están definiendo modelos de gestión para fuerza de trabajo robótica, tipificando situaciones tales como las que menciona la experta en tecnología de RRHH, Naomi Bloom: qué robots están en qué equipo y cuáles son sus funciones, su productividad y aprendizajes desarrollados, etc. Tanto es así que la experta añade que en esta tarea RRHH ha de trabajar conjuntamente con otros departamentos para desarrollar nuevos modelos de trabajo: con comunicación, compras, contabilidadad, etc.

Cada vez más vamos a trabajar codo con codo con robots capaces de desarrollar muchas de las tareas antes reservadas a las personas. Por ello, como decíamos al principio de este artículo, a muchos les entra la inquietud de qué trabajos les quedarán por desempeñar a los humanos. Pero no sería mejor preguntarnos ¿cómo podemos marcar la diferencia nosotros en nuestro día a día? Es decir, ¿qué valor podemos aportar en un mundo más regido por el automatismo?
Martin Weitman dice que: "el crecimiento a largo plazo de las economías avanzadas está dominado por el desarrollo del progreso tecnológico"; a su vez, el estudioso de Harvard Andrew McAffee, en su eminente libro "The second machine age" habla de que: "realmente, nunca hemos visto a un robot que sea verdaderamente creativo, o con habilidades de aprendizaje, o de innovación… Tampoco hemos visto nunca un software que sea capaz de crear a su vez un buen software".

De todo ello se deduce que hay habilidades inherentes al ser humano que no pueden ser realizas por robots.

Pero hay que ir más allá, no deberíamos estar cuestionando quién puede más, o a quién pertenecen los trabajos, si a los seres humanos o a las máquinas, sino cómo podemos los hombres aprovechar las habilidades de los robots para lograr un mejor resultado en todos los espectros del desarrollo de la humanidad. Y es que recientes estudios ya están demostrando que al final "la unión hace la fuerza", y que el trabajo resultante de la combinación de ambas inteligencias es mucho más potente que el de la humana en exclusiva.

Creemos todos juntos esa varita mágica del futuro.

Bettina R. Flick

Bettina Rodríguez es licenciada en Comercio Exterior y Marketing, Máster en Administración de Empresa por el Instituto de Empresa. Ha ocupado diversos puestos en el área de formación, preventa y marketing. Su carrera profesional se ha desarrollado siempre en el ámbito internacional de las empresas B2B en el sector de tecnologías de RRHH. En la actualidad dirige el departamento de marketing corporativo de Meta4.

Bettina R. Flick graduated in Foreign Trade and Marketing, and holds an MBA from the Instituto de Empresa. She has held various positions in training, pre-sales and marketing. Her professional career has always developed in the international environment of B2B companies in the HR technology sector. She currently manages the Meta4 Corporate Marketing department.

Tus comentarios:

BUSCAR EN EL BLOG