Newsletter Glocalthinking

Subscribe to Email Updates

Featured Post

Recent Posts

Papá Noel: relato de la experiencia

Papá-Noel-relato-de-la-experiencia-800x408

Recientemente Meta4, la compañía en la que trabajo, ha renovado el certificado EFR (Empresa Familiarmente Responsable), un distintivo que reconoce a las empresas las prácticas de responsabilidad y respeto a la conciliación de la vida familiar y laboral de sus empleados, así como el apoyo a la igualdad de oportunidades y a la inclusión de los más desfavorecidos.

Si hasta ahora yo siempre había apoyado todas estas iniciativas, la experiencia vivida estas Navidades que me gustaría compartir con vosotros, ha reforzado todavía más mis argumentos para defenderlas a ultranza. Y es que a día de hoy creo firmemente que la empresa que no esté apostando por iniciativas RSC o no emprenda este camino, perderá el tren como buen empleador, situándose en el vagón de cola en la atracción y retención del talento.

Hace un par de semanas, recibí un curioso correo que invitaba a todos los empleados a cubrir un nuevo puesto en la compañía a través de nuestra política de movilidad interna. En este caso se trataba de una movilidad “temporal” para desempeñar el cargo de Papa Noel en el “Churumbel day”, el día que nuestra empresa tradicionalmente invita a todos los hijos de los empleados para celebrar la Navidad.

Durante este día tan especial, los niños pueden descubrir dónde trabajan sus padres y disfrutar de un ambiente lúdico donde los pequeños cada año pueden disfrutar de numerosas y divertidas actividades como: castillos hinchables, Master Chef Junior, toro mecánico, futbolines, planetario, etc. y como no podía faltar, de un Papa Noel que les entrega como adelanto de las navidades un regalo ese día.

Al ver el e-mail, no me lo pensé dos veces y opté para el puesto. Mi máster en la escuela más prestigiosa de Rovaniemi y mis prácticas durante dos navidades en diversas ciudades finlandesas, me avalaban como el mejor candidato posible. También mis condiciones físicas orientadas a concentrar toda mi energía en maratones de un día repartiendo caramelos como paje en la cabalgata de los Reyes Magos, eran perfectas para el puesto, un día de trabajo por 364 de descanso. 😉

Además para optar al puesto, también fueron importantes otras capacidades como mi conocimiento de la geografía mundial adquirido gracias a mis numerosos viajes o mi experiencia laboral de más de 20 años en una empresa tecnológica que me podría ayudar a diseñar un trineo tan especial como el de Papa Noel, que requiere profundos conocimientos de Ingeniería, en especial de Ingeniería Mecánica.

Con todas estas habilidades y como no podía ser de otra manera fui seleccionado y llegó el gran día al que acudí acompañado por el Rey Mago Baltasar, que también se animó a visitar el “Churumbel Day” de Meta4.

Y justo en el momento en que estaba aparcando el trineo en la puerta de las oficinas de Meta4, comencé a notar un estado de nervios que no me esperaba. Por mi tipo de trabajo, dirigiendo el departamento de Formación, los otros 364 días del año estoy acostumbrado a tratar y a dirigirme habitualmente a grupos numerosos de personas,  y aunque siempre se tienen nervios, los que sentí ese día fueron mucho mayores.

Fui consciente en milésimas de segundo de que la responsabilidad de mi puesto ese día era muy grande, ya que me enfrentaba a un auditorio de niños con grandes ilusiones y expectativas, y que iban a valorarme con total honestidad.

A pesar de los nervios, fue entrar en la sala y subir a mis rodillas el primer niño, y se me fue toda la inquietud para sumergirme en un mundo desconocido en el que pude ver a cada niño como la extensión de mis compañeros de trabajo, en sus facetas más humanas, ilusionantes e inocentes. Al terminar de atender a todos los niños, di un paseo por la sala y comprobé que estaba llena de niños grandes, los padres y familiares, que disfrutaban como los pequeños de cada momento, en un ambiente inmejorable de bienestar absoluto.

Y es que esta es la sensación que tiene cualquier profesional cuando su empresa encuentra la manera de conciliar su vida laboral con la profesional.

El “Churumbel Day” considerado como  uno de los “beneficios sociales” de mi empresa, me ha servido para vivir en primera persona, el estado de felicidad de mis compañeros cuando se encuentran con sus familias y lo importante que es “conciliar” ambos mundos.

Si proporcionamos al empleado las mejores condiciones posibles en conciliación, conseguiremos un incremento de su compromiso y motivación que será directamente proporcional a su orgullo de pertenencia y a su vínculo con la organización.

Otros ejemplos de cómo conciliar los tenemos en el teletrabajo, en la flexibilidad horaria, la jornada reducida, etc.  Acciones que cada vez resultan menos costosas por los avances de la tecnología, y que solo requieren de un dispositivo móvil, una infraestructura en red y una conexión wifi para poder implantarse, sin necesidad de estar atados a un espacio físico. Además, cada vez existen más herramientas tecnológicas para trabajar en equipo de manera virtual que facilitan este tipo de acciones conciliadoras.

Por último, me gustaría incidir en que la clave de poder implementar acciones de conciliación eficaces debe estar en manos de los verdaderos líderes de este cambio: los mandos intermedios. Ellos son los que tienen que encontrar la mejor forma de ayudar a “conciliar” a cada persona de su equipo de manera personalizada, contando siempre con el apoyo del departamento de RRHH de su compañía, la tecnología y sus jefes.  Cada caso siempre es distinto y por lo tanto las acciones también deben ser diferentes.

Pedro Dávila

Pedro A. Dávila Garrido es matemático y experto en la formación de soluciones de software de gestión de RR.HH. Ha ocupado puestos de consultor especializado en la nómina Española y Portuguesa y las áreas de RR.HH.. y actualmente es el director de formación de las soluciones Meta4, firma especializada en soluciones de software de gestión de RR.HH. Máster ejecutivo en Dirección de empresa en el ICADE y precursor de la aplicación de los valores del deporte en la empresa.

Pedro A. Dávila Garrido is a mathematician and a training expert for HR management software solutions. He has held consultancy positions addressing Spanish and Portuguese payroll management as well as HR management. Currently he is the Training Manager for Meta4 solutions, a company specialized in HRM software solutions. He also holds an Executive Master’s degree in Management from ICADE and pioneered the uptake of sports values within the company.

Tus comentarios:

BUSCAR EN EL BLOG

      Categorías

      see all